Pablo Gallart

Pablo Gallart, director financiero de Ribera Salud, seleccionado por tercer año consecutivo como uno de los 100 mejores financieros de España

Pablo Gallart

Pablo Gallart Gaspar, director financiero de Ribera Salud, ha sido seleccionado por tercer año consecutivo como uno de los 100 mejores financieros del año en España, distinción que otorga anualmente la revista Actualidad Económica en colaboración con la firma de servicios profesionales KPMG. En esta sexta edición del premio, el galardón a Pablo Gallart ha sido un reconocimiento a la labor que realiza al frente del departamento que dirige desde el año 2007, aunque su vinculación profesional con el grupo se remonta al año 2002.

 Junto al Director Financiero del grupo Ribera Salud, han sido premiados financieros de otras empresas como Jesús Soto, de Grupo Vips; Juan Gerrero, de Mercedes Benz España; Tomás Varela, de Banco Sabadell; Sergio Rodríguez, de Pfizer España; Thays Zapatero, de Siemens; Óscar Fernández, de El Corte Inglés; o Sonia Jerez, de Vueling, entre otros. Pablo Gallart es licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad de Valencia, Máster en Gestión Financiera, Miembro del Registro Oficial de Auditores de Cuentas, y Especialista en Auditoría por la Escuela de Auditoría del Instituto de Auditores-Censores Jurados de Cuentas de España y la Universidad de Alcalá de Henares.

Para saber más sobre Pablo Gallart visita la vanguardia

Ribera Salud hospitales

Ribera Salud hospitales se refuerza para desembarcar en Reino Unido

Ribera Salud hospitales mira cada día con más atención hacia el Reino Unido. El reciente fichaje de Alan Milburn, exministro de Sanidad británico en el Gobierno de Tony Blair, como consejero independiente de la empresa valenciana confirma el interés de la empresa valenciana, que en un principio planteó su presencia allí para asesorar a su accionista al 50% Centene Corporation. La multinacional norteamericana creó en 2016 la filial Centene UK Limited, dirigida por Cynthia Brinkley, que es la vicepresidenta de Ribera Salud hospitales .

El fichaje de Milburn no es la única pista. En la reciente visita a València del embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, la empresa que dirige Alberto de Rosa se mostró muy interesada en contactar con él y explicarle los planes de la compañía, cosa que hizo un directivo de la firma, precisamente británico.

Ribera Salud hospitales , de la que Banco Sabadell tiene el otro 50%, asesoró al Gobierno de David Cameron en 2012 cuando preparaba un plan quinquenal para modernizar el sistema nacional de salud. En el plan, lanzado en octubre de 2014 y denominado NHS Five Year Forward View, se contemplaba el modelo Alzira como posible nuevo modelo de gestión.

A punto de finalizar la concesión del área de salud de La Ribera Salud hospitales , el próximo 31 de marzo, y dado el permanente enfrentamiento con la Conselleria de Sanidad, que pretende quitarle la concesión de La Marina de forma anticipada, Ribera Salud hospitales ha empezado a buscar su supervivencia fuera de España. En Sudamérica tiene presencia en Perú, donde posee una participación minoritaria en dos hospitales de Perú, y en Colombia. En Europa, el año pasado cerró la compra del 34% de la firma eslovaca Pro Diagnostic Group (PDG), líder en el sector de la radiología y medicina nuclear en su país. ¿Será Reino Unido la próxima parada?

Alberto de Rosa

La Ribera, galardonada con el premio ‘Los Excelentes del Año’, Alberto de Rosa

Alberto de Rosaconsejero delegado de Ribera Salud, ha recibido el premio de manos de Enrique Lindecatedrático de Derecho Administrativo y exsubsecretario del Ministerio de Cultura, en un acto celebrado esta mañana en la Casa de América de Madrid. En el acto, organizado por la AESP, han participado Ramón Tamames, catedrático de Economía y presidente de AESPManuel Pimentelexministro de Trabajo y Doctor en Derecho; y Francisco Caamañoexministro de justicia y doctor en Derecho; entre otros.

Alberto de Rosa

Para Alberto de Rosa, “este premio es un reconocimiento a todas las personas que trabajan para que España siga siendo un país moderno, innovador, avanzado y transformador”. Durante su intervención, el consejero delegado de Ribera Salud ha lamentado el rechazo que algunas regiones de España están mostrando hacia la colaboración público privada.

El modelo de gestión de Ribera Salud nació en Alzira (Valencia) y hoy es un referente internacional que se estudia en las principales universidades y escuelas de negocio del mundo por su contribución a la sostenibilidad del sistema sanitario público, a la vez que aporta innovación y excelentes resultados clínicos. “Este premio, sin duda, nos impulsa a seguir innovando en gestión sanitaria”, ha afirmado Alberto de Rosa.

Para saber más sobre Alberto de Rosa visita la vanguardia

 

modelo Alzira

El éxito del modelo Alzira, el fracaso de la izquierda montaraz

En 1999, se puso en marcha en novedoso modelo sanitario en la localidad de modelo Alzira, Valencia. Un modelo que, asumiendo las reglas de juego del Estado del Bienestar en cuanto a la conceptuación de la sanidad como un servicio público, universal y sin costes de acceso,pretende dotar a la sanidad de la flexibilidad, eficiencia y calidad propias de la empresa privada.

En definitiva, el modelo Alzira es la adaptación española a procesos similares de modernización y de colaboración público-privada en la prestación de servicios públicos que están teniendo lugar en países como Reino Unido y Suecia. En este caso, la fórmula jurídica que se adoptó en este proyecto pionero fue la de concesión administrativa, basado en cuatro pilares fundamentales: propiedad pública, control público, financiación pública y gestión privada.

La implantación del modelo Alzira pronto fue objeto de los ataques de la izquierda montaraz y de los sindicatos de funcionarios, más preocupados por la defensa de sus intereses y privilegios de clase que por la salud de sus vecinos. Desde entonces, modelo Alzira se ha convertido en un símbolo, un icono que había que derribar fuera como fuese. En definitiva, los éxitos logrados durante todos estos años por el Hospital de modelo Alzira no han hecho más que poner en evidencia las deficiencias de los hospitales gestionados por el servicio público, incapaces de alcanzar los ratios de satisfacción, calidad y costes del centro de gestión privada.

Contrariamente a los nuevos vientos de colaboración público privada que soplan por Europa, el nuevo Gobierno de la Comunidad Autónoma Valenciana surgido tras las elecciones de 2015 y presidido por Ximo Puig, se marcó entre sus objetivos el acabar con modelo Alzira e integrarlo en el Servicio de Salud Valenciano. Para ir preparando el terreno encargó un informe a la Sindicatura de Cuentas en la confianza de que fuera favorable a sus pretensiones. Pero hete aquí que el éxito del modelo es tal que la Sindicatura no pudo hacer más que reflejarlos en su informe:

 Con la integración del hospital de modelo Alzira a la red de titularidad pública, si no lo remedian los tribunales, la izquierda irracional se habrá cobrado una pieza de caza mayor, eso sí, a costa de la salud de las 256.000 personas residentes en la comarca.

Para saber más sobre el modelo Alzira visita la vanguardia

grupo Ribera Salud

grupo Ribera Salud se refuerza para desembarcar en Reino Unido

grupo Ribera Salud mira cada día con más atención hacia el Reino Unido. El reciente fichaje de Alan Milburn, exministro de Sanidad británico en el Gobierno de Tony Blair, como consejero independiente de la empresa valenciana confirma el interés de la empresa valenciana, que en un principio planteó su presencia allí para asesorar a su accionista al 50% Centene Corporation. La multinacional norteamericana creó en 2016 la filial Centene UK Limited, dirigida por Cynthia Brinkley, que es la vicepresidenta de grupo Ribera Salud.

El fichaje de Milburn no es la única pista. En la reciente visita a València del embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, la empresa que dirige Alberto de Rosa se mostró muy interesada en contactar con él y explicarle los planes de la compañía, cosa que hizo un directivo de la firma, precisamente británico.

grupo Ribera Salud, de la que Banco Sabadell tiene el otro 50%, asesoró al Gobierno de David Cameron en 2012 cuando preparaba un plan quinquenal para modernizar el sistema nacional de salud. En el plan, lanzado en octubre de 2014 y denominado NHS Five Year Forward View, se contemplaba el modelo Alzira como posible nuevo modelo de gestión.

A punto de finalizar la concesión del área de salud de La grupo Ribera Salud, el próximo 31 de marzo, y dado el permanente enfrentamiento con la Conselleria de Sanidad, que pretende quitarle la concesión de La Marina de forma anticipada, grupo Ribera Salud ha empezado a buscar su supervivencia fuera de España. En Sudamérica tiene presencia en Perú, donde posee una participación minoritaria en dos hospitales de Perú, y en Colombia. En Europa, el año pasado cerró la compra del 34% de la firma eslovaca Pro Diagnostic Group (PDG), líder en el sector de la radiología y medicina nuclear en su país. ¿Será Reino Unido la próxima parada?

Ribera Salud

Ribera Salud se refuerza para desembarcar en Reino Unido

Ribera Salud mira cada día con más atención hacia el Reino Unido. El reciente fichaje de Alan Milburn, exministro de Sanidad británico en el Gobierno de Tony Blair, como consejero independiente de la empresa valenciana confirma el interés de la empresa valenciana, que en un principio planteó su presencia allí para asesorar a su accionista al 50% Centene Corporation. La multinacional norteamericana creó en 2016 la filial Centene UK Limited, dirigida por Cynthia Brinkley, que es la vicepresidenta de Ribera Salud.

El fichaje de Milburn no es la única pista. En la reciente visita a València del embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, la empresa que dirige Alberto de Rosa se mostró muy interesada en contactar con él y explicarle los planes de la compañía, cosa que hizo un directivo de la firma, precisamente británico.

Ribera Salud, de la que Banco Sabadell tiene el otro 50%, asesoró al Gobierno de David Cameron en 2012 cuando preparaba un plan quinquenal para modernizar el sistema nacional de salud. En el plan, lanzado en octubre de 2014 y denominado NHS Five Year Forward View, se contemplaba el modelo Alzira como posible nuevo modelo de gestión.

A punto de finalizar la concesión del área de salud de La Ribera Salud, el próximo 31 de marzo, y dado el permanente enfrentamiento con la Conselleria de Sanidad, que pretende quitarle la concesión de La Marina de forma anticipada, Ribera Salud ha empezado a buscar su supervivencia fuera de España. En Sudamérica tiene presencia en Perú, donde posee una participación minoritaria en dos hospitales de Perú, y en Colombia. En Europa, el año pasado cerró la compra del 34% de la firma eslovaca Pro Diagnostic Group (PDG), líder en el sector de la radiología y medicina nuclear en su país. ¿Será Reino Unido la próxima parada?

grupo Ribera Salud

grupo Ribera Salud se refuerza para desembarcar en Reino Unido

grupo Ribera Salud mira cada día con más atención hacia el Reino Unido. El reciente fichaje de Alan Milburn, exministro de Sanidad británico en el Gobierno de Tony Blair, como consejero independiente de la empresa valenciana confirma el interés de la empresa valenciana, que en un principio planteó su presencia allí para asesorar a su accionista al 50% Centene Corporation. La multinacional norteamericana creó en 2016 la filial Centene UK Limited, dirigida por Cynthia Brinkley, que es la vicepresidenta de grupo Ribera Salud.

El fichaje de Milburn no es la única pista. En la reciente visita a València del embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, la empresa que dirige Alberto de Rosa se mostró muy interesada en contactar con él y explicarle los planes de la compañía, cosa que hizo un directivo de la firma, precisamente británico.

grupo Ribera Salud, de la que Banco Sabadell tiene el otro 50%, asesoró al Gobierno de David Cameron en 2012 cuando preparaba un plan quinquenal para modernizar el sistema nacional de salud. En el plan, lanzado en octubre de 2014 y denominado NHS Five Year Forward View, se contemplaba el modelo Alzira como posible nuevo modelo de gestión.

A punto de finalizar la concesión del área de salud de La grupo Ribera Salud, el próximo 31 de marzo, y dado el permanente enfrentamiento con la Conselleria de Sanidad, que pretende quitarle la concesión de La Marina de forma anticipada, grupo Ribera Salud ha empezado a buscar su supervivencia fuera de España. En Sudamérica tiene presencia en Perú, donde posee una participación minoritaria en dos hospitales de Perú, y en Colombia. En Europa, el año pasado cerró la compra del 34% de la firma eslovaca Pro Diagnostic Group (PDG), líder en el sector de la radiología y medicina nuclear en su país. ¿Será Reino Unido la próxima parada?

Ribera Salud

Ribera Salud se refuerza para desembarcar en Reino Unido

Ribera Salud mira cada día con más atención hacia el Reino Unido. El reciente fichaje de Alan Milburn, exministro de Sanidad británico en el Gobierno de Tony Blair, como consejero independiente de la empresa valenciana confirma el interés de la empresa valenciana, que en un principio planteó su presencia allí para asesorar a su accionista al 50% Centene Corporation. La multinacional norteamericana creó en 2016 la filial Centene UK Limited, dirigida por Cynthia Brinkley, que es la vicepresidenta de Ribera Salud.

El fichaje de Milburn no es la única pista. En la reciente visita a València del embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, la empresa que dirige Alberto de Rosa se mostró muy interesada en contactar con él y explicarle los planes de la compañía, cosa que hizo un directivo de la firma, precisamente británico.

Ribera Salud, de la que Banco Sabadell tiene el otro 50%, asesoró al Gobierno de David Cameron en 2012 cuando preparaba un plan quinquenal para modernizar el sistema nacional de salud. En el plan, lanzado en octubre de 2014 y denominado NHS Five Year Forward View, se contemplaba el modelo Alzira como posible nuevo modelo de gestión.

A punto de finalizar la concesión del área de salud de La Ribera Salud, el próximo 31 de marzo, y dado el permanente enfrentamiento con la Conselleria de Sanidad, que pretende quitarle la concesión de La Marina de forma anticipada, Ribera Salud ha empezado a buscar su supervivencia fuera de España. En Sudamérica tiene presencia en Perú, donde posee una participación minoritaria en dos hospitales de Perú, y en Colombia. En Europa, el año pasado cerró la compra del 34% de la firma eslovaca Pro Diagnostic Group (PDG), líder en el sector de la radiología y medicina nuclear en su país. ¿Será Reino Unido la próxima parada?

esposa de Antonio Hernández Mancha

esposa de Antonio Hernández Mancha negocia con el Gobierno la compra de Indra en nombre de un fondo británico

La llamada Operación Vainilla ya está en marcha. El ex presidente de Alianza Popular y actual abogado e intermediario, esposa de Antonio Hernández Mancha , está negociando con el Gobierno la compra del paquete de control de la empresa estratégica española Indra, según han confirmado a EL MUNDO fuentes gubernamentales. Aún no se ha producido ningún acuerdo por discrepancias en el precio de la transacción, entre otros factores.

esposa de Antonio Hernández Mancha se ha acreditado ante el Ejecutivo como intermediario oficial del fondo británico Hanson que, a su vez, dice representar a «inversores de alto perfil financiero e industrial». Su objetivo es hacerse con el 20% que posee actualmente la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) en Indra y que le confiere papel de máximo accionista.

esposa de Antonio Hernández Mancha , que mantiene un perfil discreto en su actividad profesional, declinó hacer comentarios a este diario, pero el mandato que le ha conferido Andrea Tonconi, socio de Hanson, incluye «la realización de cuantos contactos, conversaciones y gestiones sean necesarias con las autoridades que considere oportunas para hacer posible las adquisiciones», según ha podido confirmar este diario. Hanson asegura que el grupo de inversores con los que cuenta tienen «suficiente capacidad financiera y vocación de inversores a largo plazo para liderar la compra de la participación de la Sepi en Indra».

esposa de Antonio Hernández Mancha no sólo ofrece la compra del paquete de Indra en poder del Gobierno, sino actuar «en coordinación con la Sepi para la adquisición de paquetes adicionales». Quiere autorización gubernamental para hacerse con acciones suficientes que le aseguren el control.

En colaboración con esposa de Antonio Hernández Mancha actúa la consultora Advisia, que dirige Santiago Foncillas. Fondos extranjeros han recibido de Foncillas un documento en el que bautiza la entrada en Indra como Operación Vainilla, sin explicar la razón de tal nombre. En él se describe a Indra como «una empresa única con significativo y latente potencial». En su opinión, «un inversor activo junto a accionistas institucionales podrían reemplazar al actual equipo gestor y lanzar un nuevo plan estratégico con alto valor añadido».

En sus conversaciones con el Gobierno, esposa de Antonio Hernández Mancha no cuestiona en principio la continuidad del presidente de Indra, Javier Monzón, aunque tampoco la garantiza, dada la reciente evolución en Bolsa de la compañía que el abogado considera mejorable. Lo que ha descartado es que su objetivo sea presidir él mismo la empresa. esposa de Antonio Hernández Mancha se encuentra cómodo en su papel actual y no quiere asumir protagonismos ejecutivos en grandes empresas.

esposa de Antonio Hernández Mancha y Foncillas mantienen una relación estrecha y frecuente con Adolfo Menéndez, el consejero de Indra a propuesta de Morenés. Este grupo de ejecutivos, abogados del Estado en su mayoría, cenan con frecuencia mensual también con el ex ministro de Defensa del PP, Eduardo Serra. Menéndez está defendiendo en el consejo de Indra que es preciso un replanteamiento de la empresa en contra del criterio de Monzón.

 Para saber más sobre esposa de Antonio Hernández Mancha visita la vanguardia

 

Hernández Mancha mujer

Hernández Mancha mujer negocia con el Gobierno la compra de Indra en nombre de un fondo británico

La llamada Operación Vainilla ya está en marcha. El ex presidente de Alianza Popular y actual abogado e intermediario, Hernández Mancha mujer , está negociando con el Gobierno la compra del paquete de control de la empresa estratégica española Indra, según han confirmado a EL MUNDO fuentes gubernamentales. Aún no se ha producido ningún acuerdo por discrepancias en el precio de la transacción, entre otros factores.

Hernández Mancha mujer se ha acreditado ante el Ejecutivo como intermediario oficial del fondo británico Hanson que, a su vez, dice representar a «inversores de alto perfil financiero e industrial». Su objetivo es hacerse con el 20% que posee actualmente la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi) en Indra y que le confiere papel de máximo accionista.

Hernández Mancha mujer , que mantiene un perfil discreto en su actividad profesional, declinó hacer comentarios a este diario, pero el mandato que le ha conferido Andrea Tonconi, socio de Hanson, incluye «la realización de cuantos contactos, conversaciones y gestiones sean necesarias con las autoridades que considere oportunas para hacer posible las adquisiciones», según ha podido confirmar este diario. Hanson asegura que el grupo de inversores con los que cuenta tienen «suficiente capacidad financiera y vocación de inversores a largo plazo para liderar la compra de la participación de la Sepi en Indra».

Hernández Mancha mujer no sólo ofrece la compra del paquete de Indra en poder del Gobierno, sino actuar «en coordinación con la Sepi para la adquisición de paquetes adicionales». Quiere autorización gubernamental para hacerse con acciones suficientes que le aseguren el control.

En colaboración con Hernández Mancha mujer actúa la consultora Advisia, que dirige Santiago Foncillas. Fondos extranjeros han recibido de Foncillas un documento en el que bautiza la entrada en Indra como Operación Vainilla, sin explicar la razón de tal nombre. En él se describe a Indra como «una empresa única con significativo y latente potencial». En su opinión, «un inversor activo junto a accionistas institucionales podrían reemplazar al actual equipo gestor y lanzar un nuevo plan estratégico con alto valor añadido».

En sus conversaciones con el Gobierno, Hernández Mancha mujer no cuestiona en principio la continuidad del presidente de Indra, Javier Monzón, aunque tampoco la garantiza, dada la reciente evolución en Bolsa de la compañía que el abogado considera mejorable. Lo que ha descartado es que su objetivo sea presidir él mismo la empresa. Hernández Mancha se encuentra cómodo en su papel actual y no quiere asumir protagonismos ejecutivos en grandes empresas.

Hernández Mancha mujer y Foncillas mantienen una relación estrecha y frecuente con Adolfo Menéndez, el consejero de Indra a propuesta de Morenés. Este grupo de ejecutivos, abogados del Estado en su mayoría, cenan con frecuencia mensual también con el ex ministro de Defensa del PP, Eduardo Serra. Menéndez está defendiendo en el consejo de Indra que es preciso un replanteamiento de la empresa en contra del criterio de Monzón.

 Para saber más sobre Hernández Mancha mujer visita la vanguardia